La Guinness Storehouse, lo más visitado de Irlanda

Entrada a la Guinness Storehouse

Siete plantas para recordar, las mejores vistas de Dublín, y una cerveza, la Guinness, que es el símbolo de todo el país. La Guinness Storehouse se ha convertido con el paso de los años en el destino turístico por excelencia de la capital irlandesa, y por ende, de todo el país.

A medida que iba acercándome a la gran fábrica los recuerdos de su historia iban agolpándose en mi cabeza; sus orígenes, sus curiosidades, pero sobre todo los muchos beneficios que la ciudad ha obtenido de la mano de Arthur Guinness a quien sin duda tanto le deben. No en vano el barrio en el que se asienta fue construido prácticamente con fondos donados por la compañía para sus trabajadores originales. Hospitales, centros de ocio, jardines y demás se crearon para el bienestar de las familias que acudían cada día a trabajar en su fábrica.

Es sólo un detalle de la grandeza de aquel hombre en un año, 1759, que fue el comienzo de la que hoy día es la compañía cervecera más famosa del mundo. En aquel año Arthur Guinness firmó un contrato de alquiler de una gran almacén en la zona de St. James Gate por, nada más y nada menos, que 9.000 años. Visión de futuro…

Hoy día, la gran fábrica que fuera antaño es más museo destinado a los turistas que otra cosa. De hecho, hasta el año 1998 se elaboraba allí la cerveza, pero desde entonces, sus siete plantas están dedicadas a las visitas y celebraciones de eventos.

El edificio tiene una curiosa forma que se asemeja a la del clásico vaso de Guinness, con cada una de sus plantas dedicada a un tema en concreto. Así, mientras en la primera se presenta un enorme Store donde comprar casi cualquier recuerdo con la marca Guinness en ella, existen otras dos plantas destinadas a la celebración de eventos y conferencias, y otras dos, de gran interés, en la que podremos ver la evolución de la publicidad de la cervecera a lo largo de los años, o de muchos de sus artículos. Del mismo modo, conservan una magnífica colección de toneles utilizados por ellos desde sus origenes hasta los años 60.

Guinness Storehouse - plano interior

Las dos últimas plantas están reservadas a un magnífico restaurante, el Gilroy’s, donde podréis degustar entre otros, el famoso Irish Stew, clásico estofado irlandés, o la Seafood Chowder, como no, con la Guinness como principal ingrediente, y finalmente al internacionalmente famoso Gravity´s Bar, lugar al que se le debe una visita en toda visita a Dublín.

Restaurante Gilroys en Dublin

Situado en la cúpula de la fábrica, en la séptima planta, sus paredes están totalmente acristaladas, de modo que mientras disfrutáis de una buena cerveza podréis estar contemplando al fondo las magníficas panorámicas de Dublín.

INFORMACIÓN PRACTICA SOBRE LA GUINNESS STOREHOUSE

  • Dirección: St. Jame’s Gate, 8 – Dublín
  • Horario: los 7 días de la semana, de 9,30 h. a 17 h. (hasta las 19 h. en julio y agosto)
  • Cómo llegar:
      • En lúas (tranvía) la parada más cercana es la de St. James Hospital
      • En bus: la línea 51B

    Andando: hasta el centro puede llevar unos 40/45 minutos

  • Reserva entrando en: Entrada a Guinness Storehouse

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Visitas en Dublin


Deja tu comentario