Alojamientos en Dublín

Hotel Trinity Capital

Como destino turístico de primer orden, Dublín tiene un amplio abanico de posibilidades para alojarse. Desde hoteles e incluso castillos donde dormir, hasta hostels para estudiantes, o los clásicos bed & breakfast para bolsillos más económicos.

Hoteles en Dublín

Hay una muy buena oferta de hoteles en esta ciudad. Os recomiendo buscarlo en la zona centro, cercana a los principales monumentos que hay que ver en Dublín: el Trinity College, la zona de Temple Bar, la Christchurch o la St. Patrick Cathedral. Personalmente os recomiendo el Hotel Trinity Capital, renovado en el 2006, y magníficamente situado, justo al lado del Trinity College, y a unos 5 minutos de la Avenida O’Connell en el corazón de la ciudad. Además de contar con pub y discoteca, el hotel tiene una ambientación magnífica y tranquila, y varios tipos de habitaciones, algunas de ellas suite. El Paramount Hotel o el Best Western Academy Plaza en la céntrica Avda. O’Connell, ambos de tres estrellas, son también buenas opciones. El Harding Hotel está entre Temple Bar y la iglesia de Christchurch. El Hotel Temple Bar ya indica, con su nombre, su perfecta situación, en las entrañas del más animado barrio de Dublín. Con tres estrellas es uno de los más solicitados.

Si buscáis alojamientos más lujosos, entonces, de entre los de 5 estrellas, os recomendaría, el Shelbourne Hotel, frente a los relajantes paseos de los jardines de St. Stephen’s Green, o el Clarence, también muy céntrico.

Castillos en Dublín

Es una forma romántica, exótica, original pero, a la vez, cara, de pasar nuestras vacaciones en Irlanda. Sin duda, hablar de este país, es mencionar de un modo u otro sus castillos. Sí, hay muchas opciones de alojarse en uno de ellos o en algunas de las grandes mansiones que se levantaron siglos atrás en los alrededores de la capital. Éste es, quizás, su inconveniente. Aunque la mayoría están bien comunicados, tienen el obstáculo de que cualquier visita conlleva un desplazamiento en vehículo.

El Radisson Sas St. Helen’s es un lujoso hotel de 5 estrellas que se encuentra en una impresionante mansión del siglo XVIII. A su alrededor cuenta con 4 acres de jardines propios además de tener las habitaciones decoradas en un estilo clásico que nos recordará a aquel siglo.

Hostels

Son el equivalente a lo que en España conocemos como albergues, especialmente usados aquí por los estudiantes. Están pensados para bolsillos económicos, pues es la opción más barata para alojarse en la ciudad. Aunque evidentemente sus servicios no son los de un hotel, sin embargo, cuentan con la ventaja de que el tipo de visitantes que tiene, y la cercanía que ofrece (en muchos casos se comparte habitación, o baño), permitirán tener más contacto y conocer a más gente. Además, muchos de ellos, ofrecen actividades organizadas.

Los más populares se encuentran en las cercanías de Temple Bar o en Gardiner Street, en las cercanías a la estación de autobuses. Los precios suelen oscilar entre los 10 y 20 € por noche.

Bed & Breakfast

Por un precio medio, esta opción es probablemente la más popular en Irlanda. “Cama y desayuno”: así podría rezar el título de este tipo de alojamiento si lo pusieran en español. Pero cuidado, porque los “oficiales”, los que la propia Oficina de Turismo ha revisado y dado el visto bueno como auténticos bed & breakfast cuentan con un símbolo en su entrada que los distingue: el trébol irlandés, distintivo de buena calidad en Dublín. Así que si escogemos quedarnos en un establecimiento de este tipo, elijámoslo con el susodicho trébol.

Estas casas son establecimientos familiares. En muchos casos son los propios dueños los que nos atenderán y tendrán el desayuno preparado por la mañana. El ambiente es muy tranquilo y acogedor, e incluso podremos departir con ellos y que nos cuenten algo de la vida en la ciudad. Los irlandeses son muy acogedores, así que en estos lugares, el recibimiento es realmente bueno, la comida, casera, y las habitaciones, muy personales.

Guest Houses

Cumplen con la misma idea de los bed & breakfast pero con la diferencia de que suelen ser casas mayores y ofrecen, además del desayuno, el almuerzo y la cena, cosa que en los bed & breakfast no hay.

Farms Houses

Ésta es una opción muy curiosa. Alojados en casas o granjas particulares, podremos vivir in situ la vida de sus habitantes compartiendo experiencias tales como tocar el bodhran (instrumento típico irlandés), hacer pan, cultivar verduras, o aprender a bailar danzas tradicionales, por citaros algunas. Puede ser ideal si se va acompañado de niños que quieran vivir algo diferente a la clásica vida urbana.

Apartamentos

Ideal si se va en grupo, porque en este caso se puede compartir alojamiento. Aunque hay apartamentos de una sola habitación, los podemos encontrar de varias, de modo que si vamos muchos, el modo más baratos, es hacerlo mediante esta opción.

Imprimir

Categorias: Alojamiento en Dublín


Deja tu comentario