Cómo llegar a Dublín

Bus del aeropuerto a Dublin

Sólo hay dos medios para llegar hasta Dublín: mar y aire, o sea, en ferry hasta el propio puerto de Dublín, o bien por avión, al aeropuerto internacional de la ciudad, sin duda, el medio más utilizado para alcanzar la isla. La gran ventaja de esta ciudad es que, aparte de ser una gran capital europea y estar bien cubierta por todas las grandes aerolíneas del mundo, en ella trabajan dos compañías aéreas que ofrecen muy buenos precios, algunos de ellos sorprendentemente baratos. Se trata de Aer Lingus y de Ryanair, compañías ambas de bandera irlandesa.

Llegar a Dublín en avión

El aeropuerto internacional de Dublín se encuentra situado a unos 10 kilómetros al norte de la capital y cuenta con dos terminales, de las cuales, la principal y más moderna, la terminal 2, inaugurada en diciembre del año 2010, es de utilización casi exclusiva de Aer Lingus. La otra terminal (la 1) es la que utilizan todas las demás compañías, y entre ellas, Ryanair.

Inaugurado en el año 1940, el aeropuerto cuenta con todos los servicios necesarios de cualquier aeropuerto actual, y allí mismo, en la terminal, tenéis mostradores donde alquilar, si lo necesitáis, un vehículo. Justo en las puertas de salida, además, está el servicio de transporte al centro de la ciudad. El aeropuerto no cuenta ni con metro ni con tren que lleve directamente a Dublín; sin embargo, alcanzar el centro urbano es muy sencillo, pues se puede hacer tanto utilizando las líneas de buses públicos como en compañías privadas que te llevan directamente hasta el hotel.

– Si vais en el bus urbano debéis saber que las líneas que os llevan al centro son la 746 y la 747. El trayecto dura entre 30 y 40 minutos, salen cada 10 minutos pero tienen el gran inconveniente de que haréis bastantes paradas intermedias. El precio del billete al centro es de 6 euros.

– Por sólo un euro más, 7 euros en total, podréis viajar en el Air Coach, una línea privada que, previa contratación (lo podéis reservar también dentro de la misma terminal pero corréis el riesgo de que no queden plazas) os dejará en la misma puerta del hotel.

– Otra opción, más cómoda aunque un poco más cara, es reservar antes del viaje el traslado hasta la puerta misma de tu hotel entrando en: Traslado privado desde aeropuerto a hotel

Llegar a Dublín en ferry

La capital irlandesa tiene su propio puerto situado sobre las aguas del Mar de Irlanda. Hasta allí puede llegarse en ferry bien desde territorio inglés, o bien directamente desde la costa francesa. Desde la costa galesa, en el condado de Gwynedd, hay que llegar al puerto de Holyhead donde tomaremos el ferry con destino a Dublín. El viaje lo podéis hacer con la compañía Irishferries y el trayecto dura dos horas.

La segunda opción es viajando directamente desde la costa francesa. Aquí, en la localidad de Cherburgo, en su puerto, hemos de tomar un ferry que nos dejará en Rossland Harbour, al sur de Irlanda, desde donde habremos de tomar un tren que tarda unas 3 horas en llegar a la estación central de Heuston en Dublín.

Llegar en tren

Finalmente, si es que tenéis pensado llegar a Dublín desde alguna otra de las ciudades irlandesas, la opción más sencilla es por tren. La capital cuenta con dos estaciones, la de Connelly que conecta todo el norte de la isla con Dublín (si viajáis por ejemplo desde Belfast, será a esta estación a la que lleguéis), o bien la estación de Heuston que es la que une la ciudad con toda la parte oeste y sur de Irlanda.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Información de Dublín, Transportes


Deja tu comentario